¡¡Que demonios pasa!! ¡¡No es No!!

Me gustaría pensar que no hay más agresiones sexuales que antes, que el motivo de alarma es en realidad un aumento de la conciencia y la responsabilidad, que las mujeres, que las chicas son más conscientes de que no tienen que temer a un baboso, a una mano “graciosa”, ni temer ni aguantar y mucho menos disculpar.

Me gustarí11855716_10152978485232651_7691441985419806418_na pensar que la única parte positiva de este asunto es que se denuncia más que antes y que de esta forma acabaremos con esta lacra. Vamos 17 días de agosto y ya se han producido tres agresiones en nuestro municipio. Una es demasiado insoportable, tres son asquerosamente indignantes.

En el Puerto Viejo un chico ayudó a la chica agredida y posibilitó la detención del agresor, que al parecer ya está en libertad condicional. Sin duda el agresor fue hizo gala de su masculinidad, amparado en la oscuridad. Seguro que no había sido capaz de entablar una relación coherente con mujer alguna en las fiestas, convencido de su seguridad tal vez babeo, incluso insultó ante el rechazo, tal vez amparado en la multitud, ya había empezado antes su fechoría. El agresor, ese tipo convencido de que era muy macho, cuando lo que era no era mas que un canalla débil y cobarde, merece todo nuestro desprecio, el de las mujeres de Getxo y del mundo entero, y también el de nosotros los hombres.

Todos y todas hemos alabado la actitud del joven que evitó la agresión en el Puerto Viejo, algunos y algunas interrumpimos nuestra jornada festiva para repudiar el hecho con una concentración. Pero es mucho más lo que se espera de nosotros y podemos empezar por el lenguaje.

Concentracion contra una agresión sexual en fiestas del Puerto Viejo.

He oído, que en Romo se produjo un “intento de agresión”, y no, de intento de agresión nada, fue una agresión en toda regla, por el sencillo motivo de que amparados en la fuerza violentaron la decisión de una mujer, no son intentos de agresión, son agresiones. Esta es una muestra más de que el lenguaje es importante.

Oímos hablar del heteropatriarcado y de palabras similares, y nos parecen términos incomprensibles que utilizan las feministas y los y las radicales de izquierda. Es mucho más sencillo, y todos y todas entendemos que quiere decir eso pero nos cuesta reconocerlo. Es ese modelo cultural que nos hace callar ante comentarios ofensivos para las mujeres cuando estamos ante amigos, comentarios que tratan de demostrar lo “machos” que somos, nuestras “grandes” cualidades “sexuales” y el sometimiento de la mujer, que convertimos en objeto de escarnio. Comentarios que no son solo cosa de jóvenes como algunos gusta decir, se extienden por la edad, comentarios realizados por hijos, por padres, que dejan fuera del concepto mujer a sus madres y sus hijas. Queremos proteger a nuestras hijas, y cada vez que hacemos un broma de mal gusto, que cosificamos a cualquier mujer, seguro hija, y tal vez madre estamos agrediendo a nuestras madres, a nuestras hijas, a nuestras amigas, novias, a nosotros mismos y a toda la sociedad.

Nos corresponde a los hombres, en esos círculos cercanos decir ¡¡ya está bien!!. Acabar con comentarios y bromas inadmisibles que perpetúan un sistema, una cultura, una forma de pensar, tal vez oculta y que cuando sale a la superficie nos escandaliza. No importa si la chica está borracha, si duerme, si va sola, si tiene mucho o poco escote, falda corta o larga, es de tu gusto o no, lo que importe es que es una chica, una persona, con todos los derechos a decir que no, y decir que si, cuando y con quien le de la gana. Lo que importa es que las mujeres nos llevan delantera y los hombres tenemos mucho camino por recorrer, desterrando la fuerza bruta, desterrando la brutalidad de las palabras en nuestros círculos más cercanos, ahí podemos empezar y hace año que llegamos tarde.

La actitud del joven que ayudó a una mujer agredida en el Puerto Viejo, fue ejemplar, pero después de aplaudir, hay que dar continuidad a esa actitud, y empezar cerca, tal vez en casa, en la cuadrilla, hay que cambiar esa cultura que nos oprime y embrutece. Después de Romo, después de El Puerto Viejo, ha habido otra agresión en Alangobarri, la chica consiguió escapar y poner una denuncia, tenemos mucho que hacer.

Anuncios

Acerca de Ibonrl

Aprendiz, escéptico creyente en la política, amigo de la fotografía, alguien dirá que un poco rojeras pero no se me ocurre otra forma de mirar el mundo, activista, junta letras, y amante de la comunicación y de otras cosas... Etengabe ikasten, politika zalea ikuspegi kritikoarekin, mundua ezkerretik begiratzen dut eta argazkilaritza dut gustoko. Komunikazioan murgiltzen da nire bizitza profesionala orain nire herriko, Getxoko zinegotzia ere banaiz.

Publicado el 17 agosto, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: