Las mociones no valen para nada… ¿o si?

Tengo el convencimiento de que el funcionamiento municipal es algo que escapa al conocimiento de la mayoría de las personas de Getxo hasta que este no les toca de una u otra manera. En ese tiempo la gente se maneja con lógicas sencillas sin entrar a valorar o distinguir los diferentes efectos que produce que una decisión, por ejemplo se tome en forma de dictamen, acuerdo, moción o lo que sea.

Hoy quiero hablar de las mociones, algo muy denostado, que a mi me preocupa y querría poner en valor, como se dice ahora. Para la gente profana en esto de la política municipal se le hace raro entender que la mayoría del pleno tome una decisión y el alcalde no la cumpla. Sin embargo, quienes estamos un poco más metido sabemos que una moción no produce efectos jurídicos o administrativos, esto es, el alcalde no está obligado a su cumplimiento, por lo menos desde un punto de vista jurídico o administrativo, otra cosa es el aspecto político que es al que me referiré ahora.

La moción tiene un valor político intrínseco que nos quieren hacer creer que no existe. Yo creo que la moción es una forma de saber que opina la mayoría sobre un asunto y al tiempo una forma de comprobar el convencimiento democrático del equipo de gobierno, ese que se demuestra cuando hay que llevar adelante decisiones que no son de tu agrado pero..

¿Que es una moción?

Una moción es una de las herramientas que los diferentes grupos políticos representados en el Ayuntamiento tenemos de llevar nuestras iniciativas al pleno, y sobre todo de llevar nuestro posicionamiento político.

Este es el aspecto que más me interesa, el posicionamiento político. Creo que se trata una y otra vez de restar valor a la política, enfrentarla a la gestión como si fuesen cosas diferentes. Se habla de la necesaria preparación en esta u otra materia de los políticos, de la necesidad de dejar la gestión en manos de los técnicos etc. A mi esto me parece una de las mayores falacias del mundo, la gestión es netamente política; decidir amortizar por anticipado la deuda en lugar de aumentar las ayudas sociales es una decisión política y no técnica, aplicar un recorte lineal del 20 % a todos los departamentos en lugar de priorizar es una decisión política y no técnica, subcontratar los servicios en lugar de ampliar la plantilla municipal es una decisión política y no técnica, y así un largo etcetera que afecta al 95 % de la gestión municipal.

Desde ese punto de vista, dese la necesaria preminencia de la política sobre la falácia de la gestión aseptica la moción es una herramienta de interés y fundamental en la política municipal.

¿Pero no son meramente testimoniales? ¿Entonces de que sirven?

Esta es una de las frases que gusta imprimir el órgano de propaganda del alcalde y del PNV, (Getxoberri que riéte tu del Pravda, o del Alcázar), que las mociones son meramente testimoniales, lo cual no es incierto, pero si es falaz en su planteamiento.

Veamos, quienes se dicen firmes defensores de la democracia representativa, y con ella como excusa ponen freno a la democracia participativa, afirman que el Pleno del Ayuntamiento, en este caso de Getxo, es la expresión de la voluntad de los y las Getxoztarras, ya que estas personas votan cada 4 años y eligen a sus representantes.

El grupo político que presenta una moción en el pleno por lo tanto esta sometiendo a debate, una propuesta, en ocasiones muy concreta y técnica diríamos, en ocasiones de política municipal, en ocasiones de política general, y en ocasiones, digámoslo claro, demagógica. Pero en todo caso el grupo municipal que propone el debate lo está haciendo desde su óptica ideológica que está secundada por un numero x de personas de Getxo, y desde el punto de vista de los defensores de la democracia representativa totalmente justificado.

Si finalmente el pleno aprueba esa moción, que siempre ha de ser por mayoría de votos afirmativos, nos encontraremos en consecuencia, con la expresión de la voluntad de la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de Getxo. Incluso como en el pasado, pleno, si una moción se aprueba con un voto a favor, y 24 abstenciones, podríamos interpretar que hay un sector de getxoztarras preocupados por un asunto que a la mayoría no le preocupa pero no se opone a ello.

En resumen, una moción aprobada, no deja de ser la expresión democrática de la mayoría de Getxoztarras, siempre que nos atengamos a las reglas de la democracia representativa. Ante esta situación ¿Es meramente testimonial una moción? ¿O es un posicionamiento político y democrático que como tal debe ser acatado y respetado?

¿Esta obligado el alcalde a cumplirla?

Como ya hemos dicho, la moción no produce efectos jurídicos o administrativos pero si políticos, y es en este aspecto, en el plano político en que la moción ejerce su obligatoriedad, pero es en el plano jurídico donde quién no quiere cumplirlas se escuda.

El alcalde de nuestro pueblo gusta de afirmar que representa a la mayoría de los y las getxoztarras, cuando lo cierto es que su grupo es el que ha obtenido una representación más amplia de todos los presentes, pero no representa a la mayoría.

Según la democracia representativa la mayoría de los y las getxoztarras se equipararía con la mayoría del pleno, esto es la mitad más uno, o lo que es lo mismo un total de 13 concejales sobre 25. El PNV tiene 9 concejales, 11, si le sumamos los dos del PSOE con los que gobierna.

Por lo tanto, a mi entender, si el pleno aprueba una moción, aunque no sea del gusto del PNV, o del alcalde, y este la incumple, este esta incumpliendo lo que la mayoría ha acordado. Hay cauces legales y jurídicos para justificar lo contrario, pero desde un punto de vista estrictamente democrático a mi me parece que esta muy claro: Un demócrata de pro cumpliría lo que acuerda el pleno, este o no jurídicamente obligado, solamente por convencimiento democrático.

Que juzgue cada persona si una moción vale para algo y si el alcalde está obligado a cumplirla.

PD:  y perdón por la longitud del artículo pero el tema me apasiona.

Anuncios

Acerca de Ibonrl

Aprendiz, escéptico creyente en la política, amigo de la fotografía, alguien dirá que un poco rojeras pero no se me ocurre otra forma de mirar el mundo, activista, junta letras, y amante de la comunicación y de otras cosas... Etengabe ikasten, politika zalea ikuspegi kritikoarekin, mundua ezkerretik begiratzen dut eta argazkilaritza dut gustoko. Komunikazioan murgiltzen da nire bizitza profesionala orain nire herriko, Getxoko zinegotzia ere banaiz.

Publicado el 3 noviembre, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: