El (nulo) valor de la palabra del PNV

Dice un tópico que la palabra de un vasco va a misa. Lo cierto es que yo no soy de ir a misa y no sé si es solamente la palabra de un vasco o la de cualquier persona la que se debe cumplir. En todo caso, si, es cierto que para mi cumplir la palabra dada es muy importante, es una cuestión fundamental para tejer complicidades y relaciones. Pues el PNV no lo ha hecho, ha incumplido su palabra dada una y otra vez, y eso sin duda obstaculiza cualquier tipo de acuerdo o relación.

En varias ocasiones, el PNV nos ha prometido por activa y por pasiva que, a pesar de no haber acuerdo presupuestario, los presupuestos se debatirían en pleno. Llegó incluso a decirnos que se debatirían en el pleno de julio. Si tenemos en cuenta que hablamos de los presupuestos del 2017, y que para julio ya habían pasado 7 meses del año nos pareció muy tarde, pero decidimos dar un voto de confianza. El pleno de julio ha pasado, y no, no hemos debatido los presupuestos municipales.

4

Un poco de historia.

Cuando abordamos la negociación de los presupuestos el año 2016 pusimos sobre la mesa una condición previa: no nos sentaríamos a negociar si no había un compromiso de debatir presupuestos en pleno, hubiese o no hubiese acuerdo sobre presupuestos. Nos llevó 2 meses negociar los términos de ese acuerdo pero para nosotros era muy importante recuperar una normalidad democrática. Los presupuestos son la expresión en dinero que lo que el equipo de gobierno quiere hacer en ese año. Getxo llevaba 5 años con los presupuestos prorrogados, sin acuerdo, y por decisión del PNV sin debate de presupuestos. La ley permite algo tan antidemocrático como hurtar el debate, es cierto, y el PNV, como acostumbra a hacer, decidió acogerse a la ley, y no pasar los presupuestos por pleno. No quería escuchar lo que decía la oposición, ni quería comprobar que gobernaba en minoría y que había sido absolutamente incapaz de cerrar ningún acuerdo.

Por este motivo para nosotros era tan importante. Debatir los presupuestos en pleno, conocer el proyecto del gobierno, las enmiendas de la oposición es un ejercicio de trasparencia y democracia que no se puede sustituir con 4 páginas propagandísticas en el Getxoberri. En el año 2016, llegamos a un acuerdo de presupuestos para ese año y hubo debate en pleno.

Este año 2017 hemos enfocado la negociación de la misma forma. Hemos trabajado sobre mejoras en ese acuerdo previo que nos obligaba a todos y que garantizaba el debate en pleno, y hemos llegado a un acuerdo sobre el mismo. Es cierto que finalmente no se llegó a firmar, pero fue casi por dejadez y confianza, agendas que no cuadran, despistes etc, pero en ningún caso por un desacuerdo. Habíamos llegado a un acuerdo sobre el debate de presupuestos.

Desgraciadamente en el año 2017 el PNV no hizo posible el acuerdo sobre los presupuestos. Atrincherado en su proyecto, trató de imponer su visión aún estando en minoría. Planteamos las peticiones que obtuvimos del proceso participativo en 4 ejes, y el PNV solo se avino a negociar uno de los 4, y con rebajas. En todo caso, cuando constatamos que no se daban las condiciones para seguir negociando (pero aún así dejamos la puerta abierta) dijimos claramente que para nosotros el acuerdo previo estaba firmado y que lo íbamos a cumplir en todo lo que nos obligaba.

Después de eso hubo reuniones con el PNV por otros motivos, y reiteradamente el PNV por boca de su portavoz afirmó que habían dado su palabra de que los presupuestos se llevarían a pleno y que así lo harían, fijando incluso el pleno de julio.

En medio llegó lo que llamamos el acuerdo de la vergüenza; el PPPP dio rienda a su obsesión y decidió apoyar todas las financiaciones adicionales que le presento el PNV, a cambio de dos condiciones. Por un lado querían perjudicar a familias getxoztarras y eliminaron las ayudas a las familias para sufragar las visitas de personas presas, y por otro lado un parque. De esta forma el PP apoyaba unos presupuestos encubiertos y se escondía dando paso a todo aquello que había criticado (de boquilla).

EL PNV, ya tenía lo que quería, no necesitaba presupuestos, y como tal volvió al despliegue del Getxoberri, presentando como presupuestos lo que eran restos del acuerdo del 2016, un presupuesto prorrogado y el acuerdo con el PP. Y así, el PNV incumplió su palabra y otra vez negó el debate sobre presupuestos al pleno y a la ciudadanía.

Hacen alarde de transparencia pero fallan en lo básico. ¿Qué transparencia puedes tener si niegas el debate democrático básico? ¿Cómo puedes presentarte como adalid del consenso y el acuerdo cuando no eres capaz de cumplir tu palabra? ¿Qué tipo de política es la que defiende el PNV, la del engaño? ¿Cómo buscar el acuerdo con quien no tiene palabra?

Anuncios

Acerca de Ibonrl

Aprendiz, escéptico creyente en la política, amigo de la fotografía, alguien dirá que un poco rojeras pero no se me ocurre otra forma de mirar el mundo, activista, junta letras, y amante de la comunicación y de otras cosas... Etengabe ikasten, politika zalea ikuspegi kritikoarekin, mundua ezkerretik begiratzen dut eta argazkilaritza dut gustoko. Komunikazioan murgiltzen da nire bizitza profesionala orain nire herriko, Getxoko zinegotzia ere banaiz.

Publicado el 27 julio, 2017 en Política Municipal, Sin categoría y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: